5 claves para la meditación mindfulness | Alianza Team®

5 principios para comenzar a practicar la meditación mindfulness y tener una mejor calidad de vida

Mantener un estado de tranquilidad día a día con la mente enfocada resulta difícil y, en ocasiones, hasta imposible. Vivir estresados y tener mil cosas por hacer hacen que tu mente se disperse y le cueste trabajo concentrarse. Esto puede afectar tu bienestar físico y mental. La meditación mindfulness es la herramienta perfecta para recuperar tu calidad de vida.

Estar atento a lo verdaderamente importante es el principio de la meditación mindfulness. Es una práctica que se basa en la consciencia y en una percepción agudizada para aceptar el presente.

Con ella, consigues prestar una atención plena a lo que sientes y a lo que haces. Durante esta meditación, te concentras en el flujo de tu respiración, en tus pensamientos y emociones sin juzgarlos.

Esto te permite expandir tu percepción (Mayo Clinic, 2020).

Claves para empezar a practicar la meditación mindfulness

¿Por qué practicar la meditación mindfulness?

Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, NCCIH (2020), la meditación mindfulness es una práctica para la mente y el cuerpo que mejora la salud y el bienestar en general.

Se trata de una técnica que tiene efectos positivos sobre la depresión, el estrés, la ansiedad y la fatiga. Y que, junto a las técnicas de relajación  y los tipos de yoga, se considera segura por sus beneficios generales para la salud.

Incluso, existen estudios que comprueban sus efectos analgésicos en el tratamiento del dolor crónico. La atención plena ayuda a mejorar la salud cardiaca, el equilibrio, el estado de ánimo y motiva a las personas a hacer más ejercicio y a comer de forma más balanceada (Asociación Americana del Corazón, 2017).

Relación entre la meditación mindfulness y tu alimentación

La meditación mindfulness te ayuda a incrementar tu capacidad de concentración. Por tanto, puedes ser más reflexivo y menos impulsivo a la hora de tomar decisiones.

Esto aportan beneficios en tu alimentación, pues ayuda a controlar la ansiedad y calmar el hambre emocional (Crear Salud, s.f.)

La Escuela de Salud Pública de Harvard, HSPH (s.f.) establece que la alimentación consciente te acerca a la comida y te lleva a reflexionar sobre los beneficios de seguir una dieta balanceada.

Esta se centra en una experiencia alimentaria agradable y te enseña a disfrutar de una comida pausada y nutritiva. Además, consigues mejorar tu relación con la comida y tener una dieta de calidad que favorece tu salud.

Esta escuela recomienda elegir alimentos que promuevan el bienestar y aumenten el disfrute de la experiencia de comer. Sobre todo, los que incluyan todos los nutrientes esenciales como las frutas y verduras, y macronutrientes como las grasas.

Por tanto, para comenzar a practicar la meditación mindfulness y tener mejores resultados puedes incluir en tu dieta alimentos que te proporcionen energía y te hagan sentir placer al comer.

Entre ellos, las verduras de hoja verde, frutas como el plátano, moras y aguacate, las semillas, frutos secos y grasas.

Cinco principios básicos para comenzar a practicar la meditación mindfulness

Existen muchas formas de practicar la meditación mindfulness, pero todas tienen principios básicos de atención plena que te ayudarán a comenzar (Mayo Clinic, 2020). Estos son:

  1. Para comenzar busca un lugar tranquilo para practicar mindfulness, sin distracciones. Con el tiempo y la experiencia en atención plena podrás practicarla en cualquier lugar, incluso a la hora de comer.
  2. Mantén una respiración relajada, profunda y uniforme. Esto te ayudará a expandir tus pulmones para recibir más oxígeno y respirar con más eficiencia.
  3. Concentra la atención en lo que haces. Este en uno de los elementos de la meditación mindfulness más importante. Con esto puedes controlar la ansiedad y hasta te ayuda a elegir una dieta más balanceada.
  4. Conserva una buena postura durante la meditación. La mejor forma es con la espalda recta para evitar tensiones musculares. De esta manera, puedes aprovechar al máximo sus beneficios, como disfrutar de la comida con todos tus sentidos.
  5. Realiza la meditación con una actitud abierta. Esto te permite aceptar tus pensamientos y tu entorno sin juzgarlos. Además, aprendes a escuchar a tu cuerpo: si se siente bien o estresado, si tiene hambre o si está ansioso.

La meditación mindfulness es un método que te ayuda a fomentar tu bienestar y a cuidar de tu salud. A través de ella, consigues beneficios en tu alimentación, como evitar comer por impulso y hacerlo de forma más balanceada.

¡Anímate a practicarla! Y si te decides a iniciar busca un coach que te ayude o videos en internet.