Planta de tratamiento de aguas residuales | Alianza Team®

Planta de tratamiento de aguas residuales: así funcionan las nuestras

Solo el 3 % del agua disponible en el planeta es apta para el consumo humano (ONU, 2020). La creciente demanda por este recurso, impulsa a las empresas a protegerlo para asegurar el bienestar de la sociedad y su sostenibilidad. Una manera de hacerlo es a través de una planta de tratamiento de aguas residuales; la cual busca que el agua que sale de los procesos productivos cumpla con los parámetros de calidad necesarios para que pueda ser consumida.

En Alianza Team® somos conscientes de la responsabilidad que tenemos sobre la protección de los recursos hídricos. De hecho, nos apoyamos en el Estudio Nacional del Agua del IDEAM para (Alianza Team®, 2020):

  • Conocer el detalle de las subzonas hidrográficas en donde nos abastecemos de agua.
  • Definir los mapas de nuestra influencia y el índice de aridez que involucra nuestra actividad.
  • Determinar nuestra vulnerabilidad sobre el abastecimiento hídrico en la temporada seca.

¿Cómo funciona una planta de tratamiento de aguas residuales?

Planta de tratamiento de aguas residuales

Tenemos claro que el agua que utilizamos en nuestros procesos no puede regresar a las fuentes sin tratarla. Para hacerlo, nos apoyamos en el funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas residuales que tenemos en cada sede.

¿Y cómo funciona cada planta de tratamiento? A continuación, te contamos el proceso (Roca, 2019):

Pretratamiento

En esta fase se descontamina el agua, removiendo los sólidos mediante el uso de rejas o rejillas gruesas y desarenadores.

Tratamiento primario

Es un proceso físico-químico que se realiza en los tanques de sedimentación. Consiste en remover un porcentaje de los contaminantes que se almacenan en el fondo de los tanques.

Tratamiento secundario

Se aplican bacterias benéficas para eliminar cierto tipo de contaminantes que no desaparecieron durante el tratamiento primario.

Tratamientos avanzados o terciarios

Su énfasis es remover los nutrientes que permiten el crecimiento de algas y lirios, mediante la filtración y la desinfección.

¿Cómo se crea un impacto ambiental positivo con una planta de tratamiento de aguas residuales?

Nuestra planta de tratamiento de aguas residuales pionera es el Proyecto Adán & Eva, liderado por equipo de la Planta de Buga, un reflejo de nuestro compromiso ambiental.

Esta ha protegido la presencia de la vida en nuestro entorno hídrico asegurando la presencia de vida animal y vegetal en el agua de los tanques de tratamiento como un mecanismo de control y verificación de los altos estándares de calidad del agua tratada.

Por otra parte, nuestra planta en Bogotá ha recibido por 19 años el Premio de Excelencia Distrital Ambiental (PREAD) en la categoría élite.


Este premio resalta la responsabilidad de la organización hacia la gestión ambiental al incrementar la eficiencia productiva y disminuir el impacto ambiental.


 

Así se ha destacado nuestro compromiso con los más altos estándares ambientales en que se desempeña nuestra operación (Alianza Team®, 2020).

El grado de descontaminación del agua dependerá de la calidad en los procesos realizados por la planta; siendo el objetivo primordial del procedimiento devolver el agua en condiciones ideales a los afluentes naturales (ONU, 2020).

Conocemos las oportunidades que tenemos para lograr mayores avances en la optimización del uso de agua, y seguimos trabajando para alcanzar este objetivo.

En cada una de nuestras sedes, el óptimo funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas residuales es el reflejo de nuestro compromiso ambiental y social.

BIBLIOGRAFÍA.