Tipos de yoga: aprende a comer sin agotarte | Alianza Team®

Aprende a comer para realizar diferentes tipos de yoga

Tu cuerpo eres tú, por eso es importante cuidarlo. No te preocupes, esto es más sencillo de lo que crees: llevar una buena alimentación y practicar alguno de los tipos de yoga es un buen comienzo.

Lo anterior no es solo una frase, hay un hecho que lo sustenta. La Organización Panamericana de la Salud (s.f.) publicó que la dieta balanceada y la vida activa son las dos prácticas más importantes para prevenir enfermedades crónicas.

De hecho, son una forma de empoderar a los individuos y las comunidades para ejercer más control sobre su calidad de vida.

A continuación, hablaremos de la relación que hay entre la alimentación y la práctica de yoga. Nuestro objetivo es que tengas mejores herramientas para incorporar estos hábitos en tu día a día.

Tipos de yoga y qué comer después de entrenar

Tipos de yoga e importancia de una buena alimentación

Los tipos de yoga sirven para alcanzar diversos objetivos. Puede ser fortalecer los músculos, practicar técnicas de relajación o encontrar el equilibrio, entre otros.

Hay cientos de métodos y posturas de yoga, pero estos son los más tradicionales; de ellos deriva la mayoría de los que hoy existen (El Confidencial, 2020):

  • Hata: se coordina la relajación y respiración con posturas del cuerpo.
  • Iyengar: pone acento en la correcta alineación de la columna.
  • Kundalini: activa los 7 chacras, por lo que aporta mucha energía. Todos lo pueden practicar porque tiene poca exigencia física.
  • Ashtanga Vinyasa: es el más aeróbico, sin llegar a ser un entrenamiento cardiovascular como el HIIT (siglas en inglés del Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad)..
  • Bikram: se trata de 26 posturas para estirar y fortalecer los músculos. El reto es que se realiza en un cuarto ambientado a 40 grados.

Alimentación para aprovechar los beneficios de los tipos de yoga

Para los distintos tipos de yoga, el cuerpo es el templo en el que mente, corazón y organismo forman una unión perfecta (La Vanguardia, 2019). Sin embargo, desde el punto de vista biológico, alimentarse bien y hacer ejercicio físico van de la mano.

Cuándo y qué comer es importante al momento realizar actividad física; de ello dependerá cómo te vas a sentir (Mayo Clinic, 2019). En ese contexto, las grasas, junto con los carbohidratos, son los nutrientes más importantes durante los ejercicios de baja intensidad (Terrera, 2002).

Te explicamos cómo funcionan. Al comienzo del ejercicio, el cuerpo utiliza los hidratos de carbono para tener energía. A partir de 15 a 20 minutos de actividad, el organismo empieza a utilizar lípidos para poder continuar.

Después de transcurrida media hora, la fuente energética proviene básicamente de las grasas (Terrera, 2002).

Un aspecto interesante es que al usar las grasas, la actividad física facilitará el desdoblamiento de los triglicéridos en ácidos grasos. Estos serán enviados al músculo como fuente energética. Por eso se recomienda hacer ejercicio para controlar los triglicéridos (Terrera, 2002).

Qué carbohidratos comer antes del ejercicio

La recomendación es comer entre 1 y 4 horas antes de iniciar la práctica (Mayoclinic 2019).

Los carbohidratos que puedes ingerir son (Mayoclinic, 2019):

  • Una fruta.
  • Una rebanada de pan integral.
  • Una barra energética.

Qué grasas comer antes y después del ejercicio

El periodo para comer grasas antes del ejercicio es igual que en los carbohidrados. Pero al finalizar la práctica, deberás alimentarte dentro de las siguientes dos horas posteriores a la sesión (Mayoclinic, 2019).

La recomendación es la siguiente:

Antes:

  • A la fruta puedes agregarle una taza de yogurt.
  • A la rebanada de pan puedes agregarle queso feta.

Después:

  • Un sándwich de pavo con verduras y chorrito de aceite de oliva extra virgen.
  • Batido de frutas y también un chorrito de aceite de oliva extra virgen para mejorar su sabor.

Tomar el control de tu bienestar es posible. Recuerda moverte practicando alguno de los tipos de yoga. Come bien y disfruta todo lo que puedas. Atrévete a cambiar hoy.