Riesgo estratégico: oportunidad es innovar | Alianza Team®

Riesgo estratégico: la innovación es la base del éxito

Las organizaciones deben funcionar dentro de un entorno cada vez más dinámico, lo que implica grandes desafíos para su gestión. El riesgo estratégico se convierte en una herramienta para aprovechar esta incertidumbre y así transformar las situaciones críticas en oportunidades (Deloitte, 2016).

La gerencia de tu empresa puede asumir el riesgo estratégico de acuerdo con su estructura interna y con el sector al que pertenece; y los apoyados en los objetivos corporativos las estrategias para administrarlo.

Estos son los tipos de riesgo estratégico

Toda organización ve amenazada su estructura y funcionamiento por diferentes eventos que afectan su competitividad y desempeño. Con el enfoque correcto, estas amenazas se transforman en oportunidades para generar valor. Para entenderlo mejor, el riesgo estratégico se clasifica en (Deloitte, 2016):

  • Único: se llama así porque el modelo de negocio es exclusivo para la empresa, así como sus eventos.
  • Perjudicial: cuando afecta algún área o actividad específicas.
  • Fácil: es casi imperceptible y puede obviarse al considerar que no afecta a la organización.
  • Difícil: cuando la estructura organizacional no está preparada para superarlo.

Los gerentes de tu empresa debe monitorear permanentemente el riesgo estratégico para identificar oportunamente los destructores de valor. Estos pueden ser (Deloitte, 2016):

  • Riesgos de alto impacto y frecuencia baja: son eventos raros, que pueden tomar a la empresa por sorpresa y tener efectos devastadores.
  • Riesgos correlacionados e independientes: son diferentes tipos de riesgos a los que las empresas están expuestas, ocurren en secuencia y muestran las debilidades de la misma.
  • Riesgos de liquidez: la falta de capital financiero es uno de los riesgos más complejos para las compañías, y puede incrementar sus costos de operación.
  • Riesgos de fusión y adquisición: ocurre cuando diferentes tipos de negocios y competidores se combinan para fortalecer su competitividad y afectando la de tu empresa.
  • Riesgos de cultura y compensación: se genera cuando las políticas de compensación afectan la sostenibilidad del negocio; también es crítico que la dirección no actúa coherentemente con el tono del liderazgo corporativo.

Cuando el riesgo se asume estratégicamente, potencia la innovación y la creatividad; además, fortalece la estructura organizacional (Directivos y Gerentes, 2020).

El riesgo estratégico potencia la innovación organizacional

Aunque el riesgo tiende a ser evitado o minimizado, cuando se asume proactivamente potencia la creación de valor. Con la actitud correcta, la gestión de riesgo estratégico motivará la transformación en tu empresa e impulsará la innovación como valor diferenciador (Gestión Empresarial, 2020).

¿Deseas sabes cómo administrar los riesgos que rodean a tu empresa para convertir las amenazas en oportunidades? Las siguientes recomendaciones te permitirán consolidar una cultura organizacional innovadora y creativa para lograrlo (Gestión Empresarial, 2020):

  • Adoptar la innovación en la cultura de la empresa al incluirla en sus estrategias.
  • Conocer el entorno económico y social de la compañía (benchmarking) para encontrar oportunidades.
  • Crear sinergias con proveedores, distribuidores y clientes para fortalecer la presencia en el mercado.
  • Utilizar herramientas disruptivas, como el design thinking, para encontrar soluciones creativas.
  • Aprender permanentemente del entorno para adaptarse con facilidad a los desafíos que todo cambio propone.

La industria de alimentos se caracteriza por desafíos permanentes como el cambio en los hábitos de consumo. Las herramientas del big data ayudan a administrar el riesgo estratégico y facilitan la toma de decisiones.

Las empresas se apoyan en la transformación digital para identificar  y superar sus desafíos oportunamente (Vega, 2019).

Así han asumido el riesgo estratégico algunas organizaciones

Estas empresas del sector de alimentos se destacan por hacer una matriz para convertir el riesgo estratégico en oportunidades:

  • Nutresa creó un modelo corporativo conocido como Imagix, que promueve la participación de todos sus empleados en la innovación. Estimula las soluciones disruptivas, “fuera de la caja”, que transforman el mercado (Dinero, 2017).
  • Alpina lidera el mercado en diferentes categorías, gracias al contacto permanente con sus clientes. Así, identifica cambios en tendencias de consumo. El conocimiento del mercado es su base para desarrollar nuevos productos e integrarse con actividades complementarias para ser más eficientes (Dinero, 2017).
  • Alianza Team® diseñó una matriz de riesgos que mide la responsabilidad de sus actividades; además, monitorea la cadena de abastecimiento para identificar amenazas y oportunidades en la cadena de valor. También desarrolla alternativas para la conservación de alimentos que representan múltiples beneficios para clientes y consumidores (Alianza Team, 2020).

La gestión de la cadena de valor fortalece la imagen de las organizaciones al identificar, acompañar y administrar oportunidades y riesgos de la operación.

La dinámica del mercado favorece el acercamiento de proveedores y clientes, a quienes convierte en aliados estratégicos (Alianza Team, 2020).

 

El riesgo estratégico representa una oportunidad única para transformar las organizaciones dentro la dinámica creativa que demanda la cuarta Revolución Industrial.

Por difícil que sea el evento que afecte a tu compañía, una actitud flexible y creativa te permitirá ajustar tus estrategias adecuadamente para fortalecer tu competitividad.