4 beneficios de la cultura de la innovación | Alianza Team®

4 beneficios de implementar la cultura de la innovación en tu negocio

La cultura de la innovación en las empresas implica la investigación, el desarrollo y el lanzamiento de nuevos productos al mercado como una herramienta para impulsar sus estrategias de negocio. Se trata de la creación de soluciones que generen alto impacto y diferenciación en toda la cadena de valor para crecer y rentabilizar los negocios.

Por eso, desarrollar una cultura de la innovación te ayudará a convertir tu negocio en un nicho con alto potencial de crecimiento. La idea es conseguir que sea un proceso más de tu empresa y que la posicione en el mercado competitivo (EAE Business School, 2018).

De esta manera, la cultura de la innovación en la industria alimentaria busca implementar acciones hacia una nutrición más sostenible enfocada en cuidar el bienestar de tus consumidores, optimizar la producción de alimentos e implementar soluciones sostenibles en los procesos.

También, adaptar la empresa al consumo experiencial y potenciar las redes de suministro locales (Revista Énfasis Alimentación, 2020).

Operar con esta cultura aporta beneficios a tu compañía y crea la oportunidad de generar mejores productos para tus consumidores y clientes. La idea es crear productos orientados al bienestar común y con nuevas tendencias de innovación. Estas son algunas de sus ventajas:

1.  La cultura de la innovación aporta ventaja competitiva a la empresa

Cultura de la innovación: 4 beneficios de implementarla

La innovación mejora la competitividad de la empresa, pues a través de ella puedes impulsar los objetivos estratégicos. Lo importante es incluir la cultura de la innovación dentro del plan estratégico de tu organización.

Esto contribuye a mejorar la competitividad al conseguir que tu equipo de trabajo genere ideas de forma más versátil y eficaz. No solo como parte de un proceso de I+D (Investigación y Desarrollo), sino como un trabajo de co-creación que permita una ventaja competitiva más duradera (ESIC, 2017).

2. Genera más variedad y disponibilidad de productos que satisfagan las necesidades del consumidor

Implementar una cultura de la innovación ayuda a generar una mayor variedad de productos y aumenta la disponibilidad de ellos.

Esto se debe a que los consumidores son cada vez más exigentes y esto obliga a las empresas a repensar continuamente la inclusión de nuevos productos y servicios.

La cultura de la innovación busca incluir nuevas tecnologías que permitan producir alimentos que se adapten a la demanda de la sociedad.

Esto hace que la industria alimentaria disponga de una mayor variedad de alimentos durante todo el año, incluso aquellos fuera de temporada, que satisfagan las necesidades del consumidor.

Estos son enfocados a las nuevas tendencias de consumo que apuestan por productos más frescos, más naturales y sanos. Desde mejorar sus características nutricionales y la funcionalidad del producto, hasta hacerlos más atractivos en sabor, olor, color y textura.

Esto incluye la búsqueda de nuevas materias primas, envases más ligeros y fáciles de usar, y etiquetas de productos más limpias y con información precisa.

También, el compromiso ambiental con la inclusión de tecnologías limpias que ayuden a optimizar los procesos y reducir el uso de recursos naturales.

Además, del desarrollo de alimentos alternativos y la disponibilidad de más variedad de productos (Diario de Gastronomía, 2018).

3. La cultura de la innovación favorece la calidad y la seguridad alimentaria

La cultura de la innovación contribuye a la transformación digital de tu empresa y esta es clave para garantizar la seguridad alimentaria y la calidad de nuevos productos.

La idea es innovar en productos que, además de ser nutritivos, sean seguros. Esto incluye tecnologías de producción alimentaria que permiten crear productos correctos, y líneas de producción que aseguren la máxima calidad de los alimentos y su conservación.

Con esto, a través de las nuevas tecnologías es posible innovar en procesos de almacenamiento, refrigeración, transporte y transformación de alimentos. Por tanto, la accesibilidad de productos es mayor y es posible optimizar procesos para asegurar su calidad (UN, 2017).

4. Fomenta procesos más sostenibles

La tendencia actual de la industria alimentaria es producir alimentos con procesos más sostenibles.

Por eso, la cultura de la innovación busca soluciones para desarrollar estrategias que favorezcan el crecimiento sostenible en tu empresa. Esto es posible con el empleo de métodos productivos más seguros y respetuosos con el medio ambiente.

Se trata de implementar tecnologías que generen menos residuos y un mejor consumo de recursos naturales. Así como envases elaborados con materiales biodegradables y el diseño de políticas de reciclado y ecoeficiencia de procesos (UN, 2017).

En Alianza Team® la innovación es parte de nuestro ADN. Esta nos permite desarrollar productos, modelos de negocio y canales de venta que satisfacen las necesidades de nuestros grupos de interés.

Fortalecer nuestras capacidades en innovación, investigación y desarrollo fue uno de los ocho asuntos priorizados para la estrategia de sostenibilidad corporativa para alimentar un mejor mañana.

Gracias a nuestra reconocida cultura de la innovación podemos ser competitivos y operar con sostenibilidad en largo plazo.

De hecho, en 2019 fuimos reconocidos por segunda vez como una organización con una cultura innovadora por Great Culture to Innovate.

Convertir ideas en innovaciones es fundamental para tu organización. La forma de lograrlo es mantener la cultura de la innovación en tu empresa.

Y aunque pueda representar un riesgo estratégico, lo cierto es que trae grandes recompensas y soluciones que dejan un mejor mañana a las futuras generaciones.